Hoy  vamos a comenzar a liberar conceptos e ideas que  forjamos en nuestra vida por las experiencias, vivencias y programas heredados de la familia, sociedad y entorno…
La mente, el ego, la personalidad no saben de libertad, no entiende el significado de la vida.
Vivir es sinónimo de experiencias sin fin, es ver, sentir y experimentar toda clase de movimientos, acciones/reacciones y  sucesos; pero, la dificultad está en la manera de percibir y sentir; y en la forma que adoptamos ante estos movimientos y cambios…
La dualidad, los opuestos, las diferencias son experiencias que debemos integrarlas y aprender de ellos. Ningún movimiento,  experiencia,  creencia, concepto, idea o regla deberia ser motivo de dolor, sufrimiento y miedo, porque para eso tu vinistes aquí para experimentar de todo, tanto lo más hermoso, como aquello que no lo es tanto…
Por tanto, cuándo te identificas con todas aquellas cosas que te suceden, estas negando tu vida, tu camino y tu verdad. Ningún movimiento de esta vida es la vida, ninguna circunstancia es lo que tú eres,  tu no eres esos movimientos aislados y terribles, tú eres todos los movimientos, todas las circunstancias, todas las experiencias negativas y las más positivas, no las puedes separar, si lo haces te divides de tu Verdad más grande, la Unidad, la unidad que eres, la unidad con tu vida.
 
Yo no soy mi ego, yo no soy la personalidad, yo no soy solo un nombre y unos apellidos, soy mucho más que todo eso. Yo no soy aquello que los demás creen y yo pienso que soy…
 
Mi mente no es lo que yo soy, mi mente no es la vida, ni mi vida, mi mente y pensamientos no son mi verdad, ni la verdad, mi verdad está mucho más allá de las creencias, conceptos, ideas y limitaciones que yo he aceptado y que me han dicho que soy.
La felicidad no esta en la mente, la mente  intenta una y otra vez sabotear  nuestra felicidad y realización, impedir que alcancemos nuestro autorealizacion, la  felicidad está mas alla de la mente adiestrada, programada y manipulada…
                                                                               

 

La felicidad no surge desde nuestra mente,  es un wstado del ser, una forma de vivir y sentir más allá de cualquier concepto, pensamiento y creencia.
La felicidad tampoco es un lugar, es un espacio que no conoce lugar, un tiempo donde no existe el tiempo, es todo espacio y todo tiempo, en cualquier circunstancia y en cualquier momento…
 
La personalidad cree…, ella no sabe amar, como mi corazón lo hace… La personalidad es pequeña, muy pequeña, está encarcelada por conceptos, reglas y programas, por ello la mente no conoce de amor, no sabe amar.
 
Ningún nombre, ningún apellido es mi verdad…, la verdad de mi naturaleza más íntima…, la verdad que debo descubrir y conocer para ser libre más allá de cualquier concepto, idea, regla o personalidad…
 
¿ Quien Soy ?, Yo Soy… todo aquello que no puedes catalogar, todo aquello que no conoces…
 
Yo Soy todo lo que temes…, porque tienes miedo de ti mismo…
Yo Soy lo que nunca creistes que eras capaz de ser…
Yo Soy lo que tu eres…, pero que no te atreves a descubrir por ti mismo…
Yo Soy tú y tu eres yo si tu lo aceptas, no existe ninguna separación, ni ninguna división si tu no quieres…
Yo soy la verdad que siempre has buscado, pero que no te atreves a descubrir porque te falta el valor y la voluntad de tomar las riendas de tu vida y mundo…
 
¿ Quien eres ?, eres aquello que no tiene límites si asi lo crees…, eres mucho más que un aspecto, que una apariencia, que una personalidad, que una identidad conocida y clasificada…
Eres aquí y ahora, no mañana ni ayer…, eres todo aquello que crees que no puedes ser…, aquello que no miras, que pasa desapercibido, aquello que crees perdido y sólo, porque nada ni en ti ni en mi puede perderse…
 
Quien tu eres lo soy yo…, quien yo soy tu lo puedes ser…, entonces, ¿ dónde encuentras las diferencias…, donde están esas diferencias insalvables entre tu y yo ?…
 
Yo y tú, tú y yo, qué más da cuales son nuestros nombres, qué más da quién es quién, si ni tú eres tú, ni yo soy yo…El ser humano ha basado su existencia desde siempre en la supervivencia…, en el miedo, la duda, la desconfianza, entonces, la única salida a esto que hemos aprendido es la violencia, el conflicto, la guerra y el desorden.

Mientras el hombre siga admitiendo como su forma de vida la supervivencia…, no puede salir del dolor, del sufrimiento, el miedo, la guerra, el conflicto y el control, mientras sigamos convencidos de que la única forma de vivir es desde la supervivencia estamos perdidos…